Historia de los Albinegros

27/08/2009 | 19:50 hrs.

Los Albinegros de Orizaba son, junto a Pachuca, los decanos del Futbol en México. El club fue fundado en 1901 y juega temporalmente en el Estadio Luis Pirata Fuente de Veracruz en lo que concluyen su propio estadio.

foalbinegros.jpg

El dueño del equipo y Presidente es el señor Fidel Kuri Grajales, en tanto que el banquillo es ocupado por Cristóbal Ortega.

 

Orizaba ostenta el primer Título que se disputó en todo el país: 1902-1903 aunque se considera amateur.

 

Sus jugadores históricos son: John Hogg y Byron Kennell.

 

Albinegros quiere  ascender a Primera División y para ello confía en hombres como Juan de la Cruz, Carlos Valenzuela y Édgar Hernández.

 

Esta es su historia:

 

Corre el rumor que aquí empezó todo, murmullos se escuchan en el aire como el canto de un Gol, imparable pero sutil, es una voz escocesa que se enamoró de Orizaba y dio nacimiento al futbol, los Albinegros lo cuentan con orgullo. En la cancha reflejan ese honor.

 

El inicio…

 

Después de que en 1898 se fundara el Orizaba Athletic Club para satisfacer los deseos de Cricket de la comunidad británica en esa ciudad veracruzana, se decidió que tres años después, en 1901, también se integrara un equipo de futbol soccer.

 

Al año de la formación del equipo se creó también la Liga Mexicana de Football Amateur Association con los primeros cinco clubes que se crearon en los albores del siglo pasado: Pachuca Athletic Club, Reforma Athletic Club, México Cricket Club, British Club y el mencionado Orizaba.

 

La mano del escocés Duncan Macomish llevó al Orizaba a ganar ese torneo convirtiéndose en el primer campeón de México. Todos los jugadores de la escuadra eran de Escocia pero radicados en esa incipiente ciudad.

 

El máximo romperredes fue John Hogg, el atacante cimbró las redes en cinco ocasiones. Cabe mencionar que los cinco equipos eran conformados casi en su totalidad de jugadores británicos.

 

La escuadra jugaría el siguiente torneo pero no alcanzaría la gesta lograda un año antes, el penúltimo lugar evidenció los problemas que se vivían al interior del club y el Orizaba despareció.

 

Renacer y nuevos aires…

 

En 1906 volvió el futbol a la entidad pero ahora en la Liga Veracruzana, un año más tarde se conocería bajo el nombre de Atlético Deportivo Orizabeño (ADO).

 

Como ADO se mantuvo en la etapa amateur hasta 1943 cuando fue invitado junto al Veracruz del mismo campeonato a formar parte de la Liga Mayor; el profesionalismo había llegado al balompié nacional y por ende al club que fuera primer monarca, allá en 1902.

 

Para esa nueva aventura se puso en el banquillo a aquel ídolo escocés, que con sus goles diera el añorado título, John Hogg logró el séptimo sitio en su tercera campaña 1945-46, algo muy decoroso para la escuadra al enfrentarse a equipos más hechos como el América, el España o el Atlante, sin embargo el otro equipo del estado pudo alzar el título ese mismo año, Veracruz se coronó a pesar de que Orizaba era más antiguo.

 

Después, problemas de salud alejaron a Hogg del timón y su lugar lo tomó su compañero y también ex campeón, Byron kennell, éste consiguió un extraordinario quinto lugar en el torneo 1947-48 y una temporada adelante en sexto lugar.

 

Las buenas actuaciones no pudieron evitar que al finalizar la Temporada de 1948-49 el ADO desapareciera otra vez; una de las cunas del Futbol Mexicano se quedó sin representante y pasarían décadas para volver.

 

Cuesta arriba…

 

Fue hasta 1967 que el ADO volvió a pisar un terreno de juego, pero su regreso se tuvo que dar desde la Tercera División. Pocos años pasaron para que ganaran el Campeonato 1971-72 y ascendieran a Segunda División.

 

El ascenso sólo fue un espejismo, el equipo se perdió en esa división y después de muchos torneos sin pena ni gloria, ADO desapareció al terminar el Verano 2002.

 

El retorno fue gracias a que el Bachilleres de Guadalajara se cambió de sede y no sólo revivió a los Albinegros en la Primera A, sino también en Segunda durante el Torneo de Invierno 2002.

 

A la siguiente temporada se vendió la franquicia pero el equipo de Segunda se quedó en la ciudad. En el año 2008 un empresario que se identificó con los colores blanco y negro compró el equipo: Fidel Kuri Grajales no sólo conservó los colores y la tradición de Orizaba sino que logró que el equipo de Primera A, Tiburones Rojos de Coatzacoalcos, se mudara a Orizaba y se convirtiera en los actuales Albinegros con el señor Kuri  la cabeza.

 

En la última campaña, el Clausura 2009, el equipo tuvo un torneo regular, consiguieron 20 puntos y fueron el lugar 15 general. Lograron 5 victorias, 5 empates y 6 derrotas. Las expectativas para el inicio de la Liga de Ascenso son grandes.

 

Orizaba vio nacer el futbol, sus canchas son testigos y sus colores comparten el honor de aquel inicio donde los goles se volvieron dueños de la pasión de un país, pasión que los Albinegros aún quieren disfrutar.




^ ir arriba