Historia del Club Veracruz

27/08/2009 | 19:53 hrs.

Con el nombre de Club Deportivo Tiburones Rojos de Veracruz, este equipo integra la Liga de Ascenso. Fue fundado el 9 de abril de 1943. Su entrenador es Joaquín del Olmo. La casa del club es el Estadio Luis Pirata Fuente.

foveracruz.jpg

Veracruz cuenta con dos Títulos de Liga en Primera División: 1945-1946 y 1949-1950; también tiene uno de Copa: 1947-1948; y en la Primera A conquistó otro más de Torneo Corto: Invierno 2001.

 

Su playera fue vestida por gente de la talla de: Luis Pirata Fuente, José Valdivia, Julio El Negro Aparicio Ayllón, Jorge Enrico, José Luis González China, Jorge Comas, René Higuita, Cuauhtémoc Blanco y Kleber Boas.

 

La actual plantilla la integran gente como: Aarón padilla, Héctor Altamirano, Ailton da Silva y Jorge Bernal.

 

La siguiente es la historia del Veracruz:

 

El puerto de Veracruz, por sí mismo, es histórico. Pero allá en sus canchas, en sus playas y en su mar, un balón gira, va dejando rastro y escribe sus propias memorias. Los Tiburones Rojos son los que provocan la pasión por el balompié en el puerto, son los que hacen el carnaval, aunque no sea época de ello. El Veracruz es dueño de una tradición y su territorio es intocable.

 

La siguiente es una historia de subidas y bajadas, de un ir y venir, similares a los movimientos que se hacen en una cancha o al movimiento de las olas y la arena en el Cuatro veces heroico, Puerto de Veracruz.

 

El inicio…

 

Todo comenzó en abril de 1943, luego de dos años de ayuno futbolístico en el puerto de Veracruz y al calor de una plática en el Gran Café de la Parroquia entre los hermanos Agustín y Joaquín García, así como con Gregorio "Goyo" Fernández. De aquella charla nació la idea de fundar el Club Deportivo Veracruz que durante una década iba a escribir una de las páginas más brillantes y recordadas del Fútbol Mexicano en la primera división profesional.

 

En los días posteriores, los hermanos García y "Goyo" Fernández organizaron reuniones en las instalaciones del Casino Español, con la participación de un gran número de aficionados porteños y españoles. Producto de estas reuniones fue la formación de un comité provisional cuyo objetivo era reunir algunos fondos para comenzar con un primer equipo.

 

EI comité estaba integrado por los ya mencionados hermanos García y "Goyo" Fernández, Rafael y Guillermo Forbasch, Danilo y Jorge Remes, Rafael López Zavaleta, Rafael Linero, Ángel Rodríguez, Anselmo Estandla, Joaquín Tiburcio, Evangelino "Galleguito" Suárez, Honorio Galán, Antonio Garda, Fernando Poseiro, Felipe Pérez Abascal y Ramón Ania.

 

Finalmente en junio de ese año se constituyó legalmente el Club Deportivo Veracruz, cuya primera directiva estuvo conformada por Felipe Pérez Abascal como Presidente; Fernando Poseiro, Vicepresidente; Agustín García, Secretario, y "Goyo" Fernández, Tesorero.

 

Esta directiva nombró Director Técnico a Evangelino "Galleguito" Suárez, ex jugador del España de México y el Euzkadi, quien desde 1937 residía en el puerto preparando equipos de fuerzas amateurs; lo auxiliaba Cristino Lorenzo, entonces locutor deportivo local.

 

La sede del equipo seria el Campo Deportivo Veracruzano, que compartiría con el Club Águila de Veracruz. Este parque deportivo, hay que destacarlo, inaugurado en 1935, estaba pensando para jugar béisbol, por lo cual los partidos de fútbol tuvieron que desarrollarse en el "diamante" haciendo las adecuaciones correspondientes. Así los aficionados porteños tuvieron la oportunidad de disfrutar en el mismo lugar, el mejor béisbol y fútbol de que se tiene memoria; caso único, quizá, en la historia del deporte nacional.

 

Los Tiburones Rojos, nombre de batalla con el que fueron bautizados por Manuel Seyde, un cronista deportivo veracruzano de aquella época, se integraron en una primera instancia con la fusión de algunos elementos de los legendarios equipos Veracruz Sporting club y España de Veracruz.

 

Los Tiburones Rojos debutaron sin mucha fortuna en el Torneo de Copa de 1943 al caer 6 a 1 ante Atlante con un improvisado equipo, cuyos titulares fueron: Gustavo Fricke, Alomía y Peña; Manuel Carus, Guerrero y "Negro" Reyes; Manuel Rodríguez, Juan Vila, José Miguel Diez, Jorge Hansen y Croza. El primer gol de la historia de Veracruz lo anotaría Manuel Rodríguez Angues.

 

Su primer juego en el Campeonato de Liga tuvo lugar en el puerto jarocho el domingo 17 de Octubre de 1943. Los escualos debutaron empatando a 3 goles contra el Marte. José Miguel Díez anotó el primer gol del Veracruz en la Liga.

 

En la segunda jornada los jarochos fueron goleados 5 a 1 por el Moctezuma, pero el 7 de Noviembre lograron su primer triunfo al derrotar 1-0 al Atlante, en el puerto.

La peor goleada sufrida por los Tiburones Rojos de Veracruz ocurrió el 19 de diciembre, cuando el España los goleo 9-3. Gustavo Fricke, el arquero escualo, recibió los 9 goles; mientras que, el hispano Isidro Lángara le anotaría 4 de los 9 goles al Veracruz.

 

Fue difícil. En general, los primeros años de vida de Veracruz, lucharon por consolidarse en la naciente liga. Como siempre, había que pelear desde abajo y ganarse un lugar.

 

En el torneo de Liga de 1944 la directiva reforzó al equipo contratando a Benjamín Alonso, el español Félix "Tache" de los Héroes, el Peruano José Valdivia y Luis "Pirata" Fuente. En esa misma temporada debutaron dos jóvenes que a la larga serian grandes figuras Julián "Pachuco" Duran y Martín Cuburo.

 

El gran apoyo y entusiasmo de la afición porteña fue lo mas notable que demostró Veracruz en ese torneo, además de una memorable goleada ante el América, 6 - 4 en el mítico parque Asturias.

 

Llegó la gloria…

 

Era en 1945-1946 apenas la tercera temporada de Veracruz en primera división cuando Luis de la Fuente y sus compañeros de equipo hicieron al Veracruz invencible, pues llegaron a sumar 18 partidos sin derrota (14 ganados y 4 empates en esta racha tuvieron 8 partidos ganados consecutivamente), anotando 105 goles en 30 partidos.

 

El "Pirata" Fuente se caracterizaba por su dominio del balón, su visión de juego, su recuperación de esféricos, sus potentes remates de cabeza y su condición física. Por todo eso, en su tiempo, era considerado un jugador fuera de serie.

 

En una tarde del 26 de mayo de 1946, Veracruz le propino al Monterrey la goleada más grande en la historia del fútbol Mexicano 14-0. El "Pelón" González con 4 goles, Lazcano 3, "Pirata" Fuente 3, Enrico 3 y Valdivia con 1, fabricaron el festín de goles. Histórico.

 

Llegó el momento, fechado así: 2 de Junio de 1946, con lugar en el Parque "Asturias" de la Ciudad de México. Los Tiburones vencieron al España por 3-2, en la penúltima jornada del campeonato con goles de José Valdivia, Luis de la Fuente y el "Pelón" González.

 

La victoria los llevó a proclamarse campeones, lo que provocó que igualmente,  el titulo de Liga saliera por primera vez en 26 años de la capital del país. De alguna manera, descentralizaron el futbol, lo que representa un gran logro y una firme huella en la historia.

 

Para 1946, Veracruz perdería de manera sorpresiva el titulo de Campeón de Campeones, para el cual era ampliamente favorito sobre el Atlas que en aquella ocasión lo derroto 3 a 2. Para el torneo 1946 1947, Veracruz quedó tercero, sólo atrás del Atlante y el León

Otro buen momento. En la temporada 1947-1948, a pesar de las salidas de Lazcano, Enrico, "Pachuco" Durán y el entrenador Palomini, el cuadro porteño obtiene el título de Copa, tras vencer el 18 de Julio de 1948 al Guadalajara por marcador de 3 a 1, con dos goles de Raymundo González y otro de Grimaldo.

 

Los escualos se renovaron y para la campaña 1949-50, obtuvieron su segundo y último título de Liga. Al frente del equipo se encontraba Juan Luque de Serrallonga, que posteriormente se convirtió en el entrenador de la Selección Nacional Mexicana

Esa temporada es recordada además del titulo de Liga de Veracruz, porque tuvo su primer Campeón de Goleo, en una gran temporada del Peruano Julio Ayllon, mejor conocido como el "Negro" Aparicio, quien fue el máximo anotador con 30 tantos.

 

De nueva cuenta, hubo una etapa difícil. Con la nueva década de los 50's comenzaría el fin de la época de Oro de los Tiburones Rojos, la temporada 50 – 51, se convertiría en la primera temporada perdedora del equipo, además de atravesar por graves problemas económicos que concluyeron en la intervención, del entonces presidente de la republica, Miguel Alemán Valdez y el gobernador del estado Marco Antonio Muñoz.

 

Pero lo inevitable se dio en el torneo 51-52, donde después de una cerrada lucha que se definió hasta el final entre América y Veracruz para no descender, los escualos sufrieron su primer descenso a la recién creada segunda división.

 

Desapariciones y Regresos…

 

En la temporada 52-53, ya en la división de ascenso, Veracruz se quedó a sólo un punto de ascender por detrás del Toluca, tal fracaso motivó una desbandada de jugadores y al no presentar un equipo para jugar el Torneo de Copa del 53, aunado a los problemas económicos, desapareció la franquicia de los Tiburones Rojos.

 

Con tanta tradición, era necesario volver a revivir al Tiburón. Gracias al entusiasmo de un grupo de aficionados que formaron un patronato, al frente del que quedó el empresario José Lajud Kuri. Así, resurgió el equipo jarocho en los albores de la década de los años sesenta y regresó a la Segunda División en la temporada 61-62.

 

En 1964 se presentó la oportunidad de subir a Primera. Con el acuerdo de aumentar de 14 a 16, el número de equipos se efectúo un promocional entre el Nacional (colero del 63-64) y los equipos de Segunda División que lograron las posiciones 2, 3 y 4. Siendo uno de estos, para fortuna del puerto, el Veracruz.

Los Tiburones, dirigidos por el español Mariano Uceda, empataron 1-1 con el Nacional, vencieron 3-2 a Poza Rica pero perdieron 0-1 con el Ciudad Madero, quedando empatados con este en el segundo lugar. El juego de desempate quedó 0-0 en tiempos extra. En el lanzamiento de penales, los Tiburones Rojos triunfaron 5-4 y lograron el ascenso.

 

Con nuevo entrenador en la figura de José "Che" Gómez, se reapareció en Primera División el 7 de Junio de 1964, en empate a 3 goles con el Morelia, en Michoacán. El anotador del primer Gol fue Jesús Mercado

 

La segunda época del Veracruz duró 15 años. Deportivamente fueron malos, pues en la 66-67 padecieron una racha de 12 partidos sin ganar; en la 74-75 empataron su marca de 6 derrotas consecutivas y en el 71-72 se salvaron del descenso cuando derrotaron al Irapuato en la Liguilla Promocional, disputada entre los últimos de grupo.

 

De nuevo, cayeron. En la temporada, 78-79 nada ni nadie salvó a los Tiburones del descenso. Esa temporada se perdieron 22 partidos, recibieron 83 goles y terminaron en el último sitio general. Cabe resaltar, para entender las dimensiones del problema, que en aquella temporada los Tiburones Rojos fueron dirigidos por cinco distintos entrenadores, lo que representaba ideas diferentes sin consolidar. Odilón Mireles (el quinto entrenador de ese año) fue quien dirigió a los Tiburones en los últimos partidos.

Una semana antes del último partido en Primera División, los Tiburones Rojos aseguraron el último lugar y su descenso al perder 5-2 contra los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara.


Así, el último partido en Primera se jugó el 3 de Junio de 1979 cuando Veracruz recibió y empato 1-1 con los Tigres de la Universidad de Nuevo León, el Gol escualo lo anotó "Bala" Hernández.

 

De nuevo, en Segunda División, el Veracruz compitió cinco temporadas en las cuales no estuvo  cerca del ascenso , contrario a eso el equipo perdió brillo e interés en la afición local y en la temporada 83-84, la franquicia es vendida a Yucatán ,ante la indiferencia de la afición local, dicho equipo de Segunda División desaparecería pocos años después.

 

El Regreso a la Primera División

 

Después de años sin Primera División en Veracruz y múltiples rumores de traspasos de franquicias al puerto, como la de Ángeles de Puebla, un grupo de empresarios Veracruzanos apoyados por gobierno del estado adquirieron la franquicia del recién ascendido Potros Neza, para convertirla en Tiburones Rojos de Veracruz.

 

El primer duelo oficial del club en su regreso a los pastos profesionales, bajo el mando de Héctor "El Capi" Sanabria, se realizó el 10 de septiembre de 1989, con victoria para los camoteros sobre los veracruzanos por 3-1; en dicho enfrentamiento, alinearon por Veracruz, nombres como: Davidovich, Marroquín, Castañon, Salcedo, Ramírez, Jardon, Rergis, Moses, Palma, y Comas.

 

Veracruz sufrió mucho en dicho torneo, pronto se dio la salida de Sanabria de la Dirección Técnica, así como la de Bora Milutinovic quien fungía como asesor deportivo. El experimentado Roberto Matosas tomo las riendas del plantel y a pesar de ser un equipo limitado en plantel, el corazón que demostraban se robó a la gente por completo, surgieron jóvenes veracruzanos con experiencia en Segunda División, como Carlos Barra y Elias Ledesma, Rergis, Moses y Rocha por los nacionales; Omar Palma y Jorge Comas, por los extranjeros. Ellos, marcaron una época que es de las más recordadas en la historia moderna del Veracruz.

 

Terminaron  el torneo en el lugar número 15 y se salvaron del descenso jornadas antes del término del mismo, se convirtió en un equipo imbatible en su casa y Jorge Comas se convirtió en el ídolo de la afición local, al quedar campeón de goleo con 26 anotaciones.

Como colofón a dicha temporada, se organizó un cuadrangular Internacional en Veracruz donde se presentaron Botafogo de Brasil, Pumas de México y el Real Madrid de España. Botafogo se alzó con el título de dicho cuadrangular al derrotar a Pumas y Tiburones por 2-0, pero el partido que quedó grabado en la memoria de los Veracruzanos fue el triunfo de 4 – 2, sobre el Real Madrid con un gran Gol anotado por el argentino Omar Palma.

 

La siguiente temporada resultó muy especial en todo México, pero sobre todo en el puerto, pues se vivió un fenómeno al que denominaron la "tiburomanía". Los Tiburones Rojos eran apoyados por miles y miles de fanáticos que ansiosamente esperaban los partidos de los rojos, tanto de local como de visitante.

Tal fue la expectación que se creó entorno al retorno de los Tiburones Rojos que cuando se jugaba de local cientos de personas pernoctaban a las afueras del estadio para lograr conseguir el ansiado boleto que les permitiera ver a sus jugadores en acción, no importando el nombre y jerarquía del rival. El Veracruz jugó el torneo 89-90, ante 19 llenos consecutivos de una grada pintada de rojo, un ambiente de carnaval y fiesta en la ciudad.

 

Pero la “tiburomanía” se hizo presente también en los partidos de visitante, no importando ni la distancia, clima, estadio y afición rival, el Veracruz contó con el apoyo incondicional de miles de aficionados que pintaban de rojo las tribunas que visitaban y las ciudades se convertían en verdaderas sucursales de la calles Veracruzanas en época de Carnaval.

 

Para la jornada 36 del torneo de liga el Estadio Azteca vivió un lleno impresionante cuando una gigantesca caravana de aficionados veracruzanos invadió la capital y las gradas del coloso de Santa Ursula. Aproximadamente 50,000 aficionados apoyaron a sus Tiburones Rojos ese sábado al medio día en el estadio Azteca cuando visitaron a las Águilas del América. El marcador favoreció a los de Coapa con un 5-3.

 

Los noventa…

 

La década de los 90 y la historia moderna del equipo esta marcada por una afición que nunca ha dejado de apoyar a su equipo, pero el mismo no ha podido estar a la altura de la misma.

 

Fracasos, desilusiones y en general poco brillo marcaron a esa década. A comienzos de la misma la directiva de aquella época monto un gran equipo en nombres el cual fue denominado por la prensa local "El Súper Tiburón", se contrataron los servicios de jugadores como el Argentino Gabrich proveniente de Irapuato con un subcampeón de goleo, parecía la pareja mas temible del fútbol Mexicano junto con Jorge Comas, los nacionales Ríos, Del Olmo, Becerril, Medina, Ramírez, González China todos ellos dirigidos por el Brasileño Edú, que había convencido por su gran trabajo en el cuadrangular con Botafogo, pero no alcanzaron el objetivo de Calificar a la liguilla después de una cerrada lucha por el segundo lugar del grupo tres con el Cruz Azul.

 

El Torneo de 91- 92, dio la primera satisfacción a la afición Veracruzana en muchos años cuando después de un inicio irregular,  provocaron la salida de Ángel 'zurdo' López del mando.  Nuevamente entró al quite, Roberto Matosas, quien alcanzó el repechaje después de eliminar en una dramática serie al Correcaminos con marcador global de 4 - 3 Veracruz jugaría un partido de Liguilla desde su creación en 1970, donde seria eliminado por Necaxa en Cuartos de Final por un global de 6–2.

 

El Torneo del 92- 93 y 93-94 fueron marcados por un equipo de Veracruz que vio varios cambios de jugadores, sobretodo por los ídolos que se habían ido y, Veracruz navegó en la media tabla del torneo, logrando en la 92 - 93 calificar al repechaje donde quedaría eliminado por Tecos con un global de 2 – 1

 

Durante la temporada 93-94, los Tiburones Rojos cumplen 50 años de existencia y previo al inicio de esa campaña se reunieron los ex jugadores de los Tiburones Rojos, que a través de todos estos años han escrito la historia del Club. El equipo buscó reforzarse con base en jugadores veteranos como Romano y Poblete, que ya habían visto sus mejores años en el fútbol. Dicha temporada se marcó en el recuerdo una victoria ante el Atlético de Madrid en la presentación y uno de los mejores juegos en la historia del conjunto por conducto de Romano en un 3 – 2, ante América.

 

Para la 94-95 Anibal 'Maño' Ruiz consiguió un equilibrio en el equipo implantando un polémico sistema defensivo, que alejó de las gradas al público, pero consiguió calificar al repechaje, donde caería ante el Puebla por un global de 1 - 1

 

En dicho torneo, Veracruz estuvo cerca de obtener un título más a sus vitrinas, cuando después de una larga eliminatoria con equipos de Primera y Segunda división, los Tiburones Rojos se colocaron en la final de la Copa México y en partido celebrado en el Estadio Cuauhtémoc de Puebla, Veracruz caería con Necaxa 2–0.

 

Cambios de dueños, de ideas. Miras al futuro…

 

Para la segunda mitad de la década de los 90's el equipo sufrió un cambio de administración cuando los empresarios locales y gobierno del estado vendieron el equipo a la televisora privada, Televisión Azteca.

 

La llegada de la televisora fue vista con buenos ojos, puesto que el ciclo de la administración anterior se había cerrado, la nueva directiva llego con buenas ideas, y grandes refuerzos.

 

El torneo del 95-96, vio la llegada al puerto de jugadores de renombre como Antonio Carlos Santos, Antonio Apud, Niver Arboleda, Halconcito Peña, Isaac Ayipei y ve el surgimiento de un par de novatos veracruzanos: Miguel Hernández y Hugo Chávez.

El sistema defensivo de Aníbal Ruiz no fue bien visto por los nuevos directivos y en las primeras fechas dejaría la Dirección Técnica a Tomas Boy que llevaría al equipo a una gran racha y lo colocaría en su mejor posición desde que se juega bajo el sistema de grupos, al ubicarlos en el sexto lugar de la tabla general y calificar por primera vez de manera directa a la Liguilla, donde en Cuartos de Final eliminaría al Atlas sólo por goles de visitante y marcador 3–3.

 

Llegarían los torneos cortos. La directiva reforzó nuevamente al equipo de manera espectacular trayendo al equipo al español José Mari Baquero, contratación que fue muy comentada  a nivel nacional e internacional, así como los jugadores base de la selección colombiana: Mendoza, Álvarez y Valenciano. Manteniendo la estructura de jugadores que ya estaban consolidados como ídolos, en especial el portero Adolfo Ríos que tenía varios años en el plantel y era el auténtico nuevo ídolo de la afición local.

 

El torneo Verano 1997 marco el fracaso más grande en la historia del equipo cuando un dividido plantel que sufrió de lesiones y cambios de técnicos, provocó que Veracruz sumara solo 9 puntos y quedara en último lugar general, con serios problemas de descenso.

 

Para el verano 98 los refuerzos del equipo no fueron los adecuados y la pequeña mejoría que había mostrado el equipo pronto se vino abajo. La inexperiencia en el banco y la poca calidad de los jugadores que defendían la casaca de Veracruz en ese torneo dio como resultado una racha de partidos perdidos y los Tiburones Rojos cayeron en un tobogán que los llevo directo a la primera "A”, por tercera vez en su historia.

 

El Verano 2001 vio un nuevo cambio de administración, grupo FEMSA propietario del 80% de las acciones del equipo vende al Club al Grupo Pegaso , conocido grupo dueño, en aquel momento, de Atlante e Irapuato en Primera División y varios más en las divisiones de Ascenso.

 

Veracruz alcanzó la liguilla y ya en ella desplegando un buen futbol, eliminó a Gallos de Aguascalientes , Cruz Azul Hidalgo y, en la Final, derrotaría a San Luis ante un global de 4 - 2 . El estadio Luis "Pirata" Fuente presenció su primera vuelta olímpica y la generación de ese equipo quedó grabado en la mente de muchos fieles aficionados: Delgado, González China, Medel, López Mondragón, Casartelli y Pablo Centrone, entre otros, lograron dicho título cuando nadie lo esperaba.

 

El equipo jugaría la Final de Ascenso con una moral muy baja debido a un pésimo torneo y sería presa fácil del San Luis campeón del Verano 2002 el cual lo derrotaría con un global de 4-2. Con mínimas esperanzas y ante la real posibilidad de desaparecer como franquicia, ya que "Tiburones" ocupaba un lugar en primera división, los verdaderos Tiburones Rojos (como la fiel afición los bautizó) enfrentaron los partidos de promoción ante el recién descendido León.

 

Ante una gran entrada en el Estadio Luis "Pirata" Fuente Veracruz salió motivado y dio un gran partido. Pronto se iría al frente con goles de Carlos Casartelli y Fernando Juárez en la parte complementaria. Tomaría una ventaja de 3 - 1, ya con una motivación distinta Veracruz planteó un partido muy inteligente y el 2 de Julio del 2002 en el Estadio Nou Camp de Leon, después de empatar 0 – 0, los Tiburones Rojos de Veracruz ascenderían a Primera División por méritos deportivos.

Ante tal situación de dos equipos de primera división, y la diferencia de opiniones, el Gobierno del Estado lanzó una encuesta vía telefónica e Internet donde la afición decidiría qué equipo deseaba que permaneciera en la Plaza, la respuesta fue abrumadora, los Tiburones Rojos de Veracruz se conservaron en esta ciudad ; la franquicia que llegó a Irapuato se mudó a Chiapas donde juega actualmente con el mote de Jaguares de Chiapas.

 

¡Qué Veracruz!

 

Grupo Pegaso tomó la decisión de vender la franquicia del recién ascendido Veracruz, días antes del Draft de jugadores. El Doctor Rafael Herrerías Olea conocido empresario y promotor adquiría a los Tiburones Rojos de Veracruz , Hasta ese entonces Rafael Herrerias era conocido por estar relacionado al ambiente taurino, fiesta de la cual es administrador de la Plaza México y promotor de corridas de Toros en diversas plazas del país.

 

El Doctor Herrerías de esta manera con su conocido carácter y recia personalidad estaría al frente de los Tiburones Rojos de Veracruz, al lado de Gobierno del Estado se comprometería ante la afición local a regresar los años de gloria del equipo y darle el plantel lo que se merecía.

 

El primer torneo es un poco incierto los nuevos refuerzos no funcionaron como se esperaba y la base de jugadores de Tiburones tampoco dio el ancho, el equipo pronto se volvió a inmiscuir en problemas de descenso.

 

Una tragedia enlutó a Veracruz y al futbol nacional, días antes de comenzar el Torneo de Clausura 2003 falleció en un accidente automovilístico Samuel Mañez, portero del equipo, sus restos fueron velados en el estadio y su recuerdo permanecerá en la afición.

 

Para la siguiente temporada llegaría de nuevo el protagonismo. Más allá de sólo buscar la salvación del descenso, desplegarían un gran juego en el campo, basado en una sólida defensiva y en el desequilibrio de Ángel "Matute" Morales , jugadores de experiencia como Martín Rodríguez, Isaac Terrazas, Andy Pérez, Diego Cocca, Damián Grosso y Luis Hernández, llevarían a Veracruz hasta las semifinales, donde caerían derrotados ante Morelia. Pero fueron recibidos como héroes por la afición, que agradecidos, se brindaron al equipo que dio mucho más de lo que se esperaba de él, bajo la Dirección Técnica de Daniel Guzmán.

 

El mejor momento. Para el segundo semestre del 2004, el equipo experimentaría una de las mejores campañas en su historia, terminando la Fase Regular en el primer lugar, siendo el Superlíder con 35 puntos. Tras una derrota en la primera fecha, llegaron ocho triunfos consecutivos que le dieron al Tiburón y a su afición, las esperanzas de un nuevo título. Esta gran campaña se debió al gran equipo que se formó con gente como Kléber Boas, Pablo Quatrochi, Christian "Chaco" Giménez, Cuauhtémoc Blanco, Braulio Luna, Joaquín Reyes y Gustavo Biscayzacú. Era común ver partidos donde el Veracruz le daba la vuelta al marcador y obteniendo triunfos sufridos.

 

Finalmente la calificación a cuartos de final se dio pero desafortunadamente el equipo venía en desaceleración tras una goleada de 7-1 ante Tigres y un partido que no se jugó, hecho histórico en el fútbol mexicano. Esa decisión de no jugar fue debido a que la directiva pidió un cambio de horario para el partido de la última jornada pero no fue concedido. En protesta, la directiva dio la orden de no presentarse a jugar, perdiendo el partido automáticamente.

 

A raíz de esto, el equipo llegó sin ritmo a la liguilla y caería en el juego de ida por 3-0 ante los Pumas. En casa se esperaría un remonte pero solamente alcanzó para empatar 1-1 y dejar un 4-1 global. La gran actuación quedaría sólo en la historia. Fueron la revelación.

 

El 2006 arrancaría con el torneo de Clausura, y el Tiburón necesitaría reforzarse, pues ocupaba el lugar 17 de la tabla porcentual. Desafortunadamente se cayeron muchas negociaciones y al final sólo se pudo traer a Rodrigo Valenzuela, chileno experimentado, Pablo Granoche, goleador uruguayo que en Toluca no reflejó lo mismo, así como a Manuel Vidrio, un veterano defensa proveniente de Pachuca. El equipo sufriría otra baja importante cuando Walter “Lorito” Jiménez se muda a Chiapas, mientras que Javier "Archi" Flores se retiró del futbol. Como director técnico es fichado Alfredo Tena.

 

Para el nuevo año, Veracruz iniciaría sus preparativos con el torneo Interliga, gracias a los puntos obtenidos en el Apertura 2004 y Clausura 2005 que le permitieron acceder a esa justa. Veracruz sorprendería al calificar a la final donde es derrotado por Chivas. El equipo no calificó a la Copa Libertadores, lo cual le permitiría concentrarse en el torneo local.

 

A pesar del buen papel en el Interliga, Veracruz tendría el peor arranque en su historia al acumular 5 derrotas consecutivas en los primeros 5 juegos. Después de la quinta derrota por 2-0 ante Pumas, Gerardo Gil, Silvio Rudman y Alfredo Tena renuncian a sus cargos dentro del Veracruz.

 

Tras varias disputas, los Tiburones Rojos de Veracruz pasaron a manos del gobierno del estado. Los torneos después de este movimiento han sido malos para el club pues no destacó en ninguno de ellos, tal vez lo más rescatable es la salvación del descenso en el último partido del Torneo Clausura 2006, ya que con el tanto de Lucas Ayala el equipo logró el empate 1-1 ante Morelia, resultado con el cual el club libró el descenso a la Primera 'A'.

 

Para el torneo Apertura 2006 el equipo tuvo una importante renovación de plantel, contratando a jugadores de renombre como los colombianos Martín Arzuaga y Tressor Moreno, lamentablemente ninguno de los dos fichajes dieron los resultados deseados.

El equipo clasificó al repechaje en donde perdió con el Guadalajara. En el torneo Apertura 2007, empezaron siendo dirigidos por el técnico argentino Nery Alberto Pumpido, sin embargo fue destituido tras la mala campaña que realizó al frente del equipo, siendo remplazado por el también entrenador argentino Antonio Mohamed, pero la amenaza del descenso continuo debido a los malos resultados que se siguieron cosechando.

 

Al término del Apertura 2007, el equipo terminó en la penúltima posición de la tabla por el no descenso con un porcentaje de 1.0706, sólo por arriba de los Camoteros del Puebla y por debajo de los Tigres.

 

La historia reciente…

 

En el torneo de Clausura 2008, con tan sólo dos fechas transcurridas y debido a los malos resultados, el entrenador argentino Antonio Mohamed fue destituido. Lo sustituyó Miguel Herrera.

 

Finalmente, en la penúltima jornada del Torneo Clausura 2008 los Tiburones Rojos perdieron la categoría por cuarta ocasión en su historia, al caer en el Estadio Luis "Pirata" Fuente por 4 a 2 ante los Pumas de la UNAM.

 

Para el Apertura 2009 llegó Raúl Quintana, como presidente del equipo, invirtiendo una cantidad importante en refuerzos, como el brasileño Ailton Da Silva.

 

Los escualos ahí están, en la Liga de Ascenso, buscando volver a la Primera División. Ya ingresaron a la última Liguilla, pero no pudieron pasar de las semifinales. Siguen siendo protagonistas y el Máximo circuito los espera, porque una plaza como Veracruz merece la Fiesta del Futbol.




^ ir arriba